Juegos de mesa basados en cómics para los amantes de la ilustración

Cardline marvel, juegos de mesa basados en cómics

Los cómics han sido y son compañeros de vida durante la infancia y la adolescencia. El género del cómic y la novela gráfica ha evolucionado muchísimo en los últimos años y la oferta es inmensa. ¿Tus hijos también disfrutan de este género literario? En este artículo hablaremos de los juegos de mesa basados en cómics y te daremos algunas recomendaciones.

El público de los cómics ha crecido considerablemente, pues cada vez se ha popularizado más su lectura. El fenómeno fan ha tenido como consecuencia que los lectores de cómics busquen introducir a sus personajes favoritos en todos los aspectos de sus vidas. Uno de ellos es el ocio. Los juegos de mesa basados en cómics dan la oportunidad a los lectores de materializar sus historias favoritas y manejar a sus personajes. A continuación, te presentamos dos juegos con buenos gráficos que pondrán en pie las ficciones favoritas de tus hijos.

¡Atención lectores! Dos juegos de mesa basados en cómics

El elemento base y más destacado del cómic son los gráficos. Unas ilustraciones originales, cuidadas y expresivas son condición sine qua non para una buena novela gráfica. De este gusto por la representación gráfica gozan también los amantes de los juegos de mesa.

Hoy en día un juego de mesa tiene peso, no sólo por su mecánica, sino también por la forma en que está ilustrado. Los ilustradores se han convertido en una figura determinante a la hora de evaluar la calidad de un juego.

Con la intención de unir las dos pasiones, llegan dos juegos de mesa basados en cómics para públicos totalmente diferentes.

Cardline Marvel

Cardline, uno de nuestros juegos de mesa basados en cómics

Cardline Marvel nos sumerge en el maravilloso universo Marvel, un clásico de la novela gráfica. Este juego es una versión del original Timeline: un juego de cartas que consiste en ordenar una historia de forma cronológica.

De la mano de 110 cartas cuidadosamente ilustradas, rescatamos a los célebres superhéroes de Marvel, fieles compañeros de aventuras. Sin más elementos que las cartas, este juego nos permite llevar a cualquier parte a nuestros vengadores. Sus partidas apenas duran unos 15 minutos, por lo que es ideal para los ratos de espera.

Cardline Marvel permite a los amantes de este particular universo creado por Stan Lee vivir las historias en común. La lectura es una actividad que que se raliza de forma individual. Sin embargo, la lectura de cómics se extiende más allá de los límites del papel; los lectores de novela gráfica habitualmente recurren a otro tipo de actividades paralelas para compartir su pasión con otros aficionados. Este juego de mesa es perfecto para ese propósito.

La mecánica del juego es muy sencilla, por lo que está recomendado para niños a partir de los seis años. El objetivo es ordenar los atributos de los personajes (fuerza, inteligencia o destreza de combate) en función de la habilidad real del personaje que tomamos como referencia. A medida que los jugadores aciertan el orden, se van deshaciendo de sus cartas. El que consiga descartarse completamente, habrá ganado la partida.

Además, este juego tiene la ventaja que su temática es adecuada para un público muy amplio. Incluso si tus hijos no han leído nunca un cómic de Marvel, reconocerán a sus personajes gracias a las ficciones cinematográficas. Además, es un juego perfecto para introducir a los pequeños en los cómics y fomentar la lectura.

Fanhunter: Urban Warfare

Fanhunter, otro de nuestros juegos de mesa basados en cómics

Fanhunter: Urban Warfare es un juego de mesa basado en los cómics de Funhunter, creados por Cels Piñol en los años 80. Este juego está orientado a un lector de cómics más especializado que el anterior, pero se puede disfrutar del juego sin conocer la saga.

Este juego de mesa es de estilo americano, se basa en el azar en lugar de en la estrategia. Se juega mediante el lanzamiento de los dados, cuyos aleatorios resultados nos permitirán vencer a nuestro rival. El juego enfrenta a dos jugadores, a dos bandos: la Resistencia y los Fanhunters.

Sin duda lo mejor de este juego son sus gráficos. Gracias a sus cuatro tableros reversibles y la escenografía adjunta, este juego nos sitúa en el distópico universo de Fanhunter. Un viejo librero se ha hecho con el control mundial y se dedica a perseguir a los fans de cualquier obra que difiera de sus propios gustos, reducidos a las obras del escritor Philip K. Dick. Muchos fans se han unido para luchar contra los “cazadores de fans” y han formado la Resistencia para defender sus propios intereses.

Fanhunter: Urban Warfare es un juego de miniaturas. Sus figuritas de plástico representan con total fidelidad a los personajes de la saga. Los más apasionados podrán disfrutar pintándolas, sacándole el máximo partido a los elementos del juego.

El principal atractivo de este juego de mesa no es tanto su dinámica como sus perfectos acabados y sus atractivos escenarios, que incluyen todo el humor presente en la saga de cómics. Es por ello que está recomendado para jóvenes, a partir de los 14 años, que sabrán apreciar sus verdaderos encantos.

Fanhunter, juegos de mesa basados en cómics con increíbles gráficos

Estos juegos de mesa basados en cómics son perfectos para introducir a tus hijos en el mágico mundo de la novela gráfica. Son muy útiles para dar a conocer este género literario y ofrecer una imagen divertida y emocionante de la lectura. Así como las obras originales en las que se basan, los personajes de estos juegos tienen una identidad tan atractiva que trascienden el tablero y entran a formar parte del ocio y la vida social de los jugadores.

Y si quieres conocer otros juegos de mesa tan apasionantes como estos, entra en nuestra tienda y ¡déjate llevar!

Juegos de mesa basados en cómics para los amantes de la ilustración
Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.