2 juegos de mesa para mentirosos y traidores, ¡para los más tramposos de la familia!

¡No gracias!, juegos de mesa para mentirosos y traidores

Jugar a juegos de mesa no siempre es fácil y más cuando tienes algún tramposillo en la familia. Este artículo es ideal para él. En él te acercamos los 2 mejores juegos de mesa para mentirosos y traidores. ¡No vas a necesitar más!

Podemos decir que cualquier juego de mesa que requiera de un mínimo de estrategia conlleva también que escondamos algún secretillo. No son secretos con mala intención, son secretos necesarios para llevar a cabo los planes y la estrategia para ganar. En este artículo no pretendemos acercarte a estos juegos, sino a los que van dirigidos a mentirosos y traidores de verdad. Juegos que requieren de trampas para ganar la partida. Pero siempre siguiendo unas bases.

En todos nuestros artículos decimos que lo que pretendemos es enseñar a nuestros hijos a través del juego, educarlos y enseñarlos a través del juego. No quiero decir que con estos juegos les estemos enseñando a ser unos tramposos. Con estos juegos de mesa para mentirosos y traidores todo estará guiado por unas directrices. ¿Pero a quien no le gusta salirse del guión de vez en cuando?

Juegos de mesa para mentirosos y traidores

Con estos juegos de mesa para mentirosos y traidores tendrás que estar atento con los 5 sentidos. Nunca sabes quien, cuando y como te puede estar engañando o poniendo una trampa. ¿Quién sabe? Igual le coges el gusto a eso de las trampas y acabas siendo el jefe de la mesa.

Polilla tramposa

Polilla tramposa, juegos de mesa para mentirosos y traidores

Como su propio nombre indica, es un juego de mesa basado en hacer trampas. El más tramposo será el ganador absoluto. Sé más listo que los demás y gana la partida. ¡Descarta, haz trampas, juega malas pasadas a los otros jugadores! Y vigila con el chinche guardián, que puede pillarte mientras intentas hacer de las tuyas.

El juego de La polilla tramposa es un juego para mentirosos y traidores, pero ojo, eso no quiere decir que no haya normas. Como en todos los juegos tenemos unas limitaciones.

El juego se divide en rondas. Se juegan tantas rondas como jugadores haya. Cada una acaba cuando un jugador se queda sin cartas. Al finalizar cada ronda, los jugadores reciben puntos negativos en función de las cartas que les queden en la mano.

Hay dos maneras de jugar:

Legalmente

Cuando es el turno del jugador, este debe tirar la carta inmediatamente superior o inferior a la anterior. Si no tiene ninguna debe robar.

Haciendo trampas

En esta versión del juego puedes hacer desaparecer las cartas de la manera que te plazca. Pero tampoco se pueden hacer trampas a la ligera. Hay una serie de normas que se deben seguir. El mazo debe estar siempre visible y solo se puede tirar una carta por turno. Sin embargo la última carta de un jugador siempre deberá jugarse de forma legal. ¿Podrás hacerlo?

Pero los tramposos tendrán una dificultad añadida, una limitación muy importante. En el juego hay un personaje llamado el chinche guardián. El chinche guardián es una carta de la baraja, el jugador que tenga el chinche no solo no podrá hacer trampas sino que tendrá que vigilar al resto de jugadores para que tampoco las hagan.

Cuando el jugador con la chinche detecta un tramposo, debe denunciarlo. Si tiene razón el tramposo debe reconocerlo, recuperar la carta y coger una carta de la chinche. Si la chinche se equivoca, roba una carta.

¿Qué todavía quieres saber más sobre el juego? Descubre La polilla tramposa.

¡No gracias!

¡No gracias!, juegos de mesa para mentirosos y traidores

¡No gracias! Es un pequeño juego de cartas que no te ocupará nada en la estrategia y te ofrecerá ratos de diversión en familia. Tardes entre risas y momentos inolvidables. El juego es genial para un par o tres de partidas seguidas.

Es el perfecto ejemplo de que un juego sencillo te puede hacer pasar una tarde la mar de entretenida y divertida con la familia o amigos.

¿Por qué decimos que es un juego para mentirosos y traidores? Es un juego basado en faroles, se trata de hacer algo así como en el póquer. Nadie debe cazar tu estrategia. Un juego de cartas para los más listos.

En la carta reposa una carta, y el jugador al que le toca tirar tiene que poner la carta inmediatamente superior o inferior a la que hay. Sino se deberá quedar la carta de la mesa. Pero la cosa no queda ahí. Si no quieres la carta tienes la opción de pagar el precio de la carta y soltar un ¡No gracias! en toda regla. Pero ten cuidado, las monedas son un bien escaso y puede que en el siguiente turno la carta tenga más valor.

¿Estás preparado para la diversión? Aquí encontraras ¡No gracias! y podrás empezar a practicar tu cara de farol.

Como venimos diciendo en nuestros artículos, hay juegos de mesa para todos los gustos. Si lo que queremos es pasar un buen rato en familia, lo que tenemos que hacer es ceder un poco y dejar que cada día escoja uno. Igual nos acaban sorprendiendo y acabamos por descubrir juegos que de otra manera hubiésemos pasado por alto.

Estos juegos de mesa para mentirosos y traidores no solo os gustarán a todos  sino que harán que lo paséis en grande. Pero si todavía quieres más donde elegir en nuestra tienda online encontrarás lo mejor de lo mejor.

2 juegos de mesa para mentirosos y traidores, ¡para los más tramposos de la familia!
Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat