Monopoly: la historia del juego de mesa

Monopoly

¿Quien no conoce Monopoly? Todos hemos jugado a este juego de mesa en una ocasión u otra. Al juego en si o a alguna de sus versiones o adaptaciones. ¿Pero qué sabemos de su historia? ¿Alguna vez nos hemos parado a saber todo sobre este juego de mesa?

La historia de Monopoly trae mucha controversia y al ser tan antigua es difícil saber quien está en lo cierto. Durante mucho tiempo se pensó que Monopoly fue creado por un hombre, Charles Dorrow, pero la historia real no es tan fácil como nos la cuentan.

Monopoly

Charles Darrow

Durante mucho tiempo se contó que este era el creador de Monopoly. Se creyó en esta historia hasta el punto en que en la parte posterior de las cajas de Monopoly se explicaba como fue ideado este juego.

La historia cuenta que durante la crisis de los años 30 Charles se quedó sin trabajo y que por esta razón ideó el juego. ¿Alguien puede tener tanta imaginación? Charles creo el juego inspirándose en un ex compañero suyo del colegio, o eso se dice. Un día, al ver un mendigo en la calle se paró a darle unas monedas y reconoció a su compañero. Este le explicó que tiempo atrás había tenido familia y dinero. Su adicción al juego le hizo perder a su esposa y más tarde sus finanzas se vieron también gravemente afectadas. La cosa no se quedó ahí sino que esta adicción se incrementó haciéndole perder todo lo que tenía.

En ese momento se dio cuenta de que su amigo padecía de ludopatía, pero también de que a lo largo de su vida había sido muy codicioso y que todos en un momento u otros lo somos. La codicia es un sentimiento que en muchas ocasiones mueve el mundo. ¿Por qué no usar esa codicia para pasar algunos buenos momentos?

Monopoly

Elisabeth Magie Phillips

Elisabeth Magie Philips, llamada entre los amigos Lizzie. Escritora, comediante, actriz de teatro, feminista, ingeniera y también creadora de juegos de mesa entre muchas otras cosas. Fue una mujer que buscaba promover las ideas de un economista que pensaba que el monopolio de las tierras era perjudicial para la economía.

Basado en las ideas de George, Lizzie ideó un juego. Este juego era The Landlord’s Game y fue patentado en 1903. Las reglas eran muy diferenciadas y estaban cien por cien basadas en los pensamientos de Henry George. ¿Por qué os digo lo de las reglas? El juego tenía dos tipos de reglas, unas a favor del monopolio y otras en contra del mismo. 

2 tipos de reglas

Las monopolistas, en las que un participante acababa con todas las tierras y los perdedores quedaban sin nada. Y las anti monopolistas,  más ligadas a la idea del economista Henry George, en las que se limitaba la especulación y las ganancias eran parecidas entre todos los participantes.

Para pasar de un tipo de reglas al otro los participantes solo se tenían que poner de acuerdo mediante una votación. 

La idea de Lizzie era que la gente se concienciara de la importancia de erradicar los monopolios. Pero lejos de eso la gente cuando tenía que escoger unas de las 2 reglas se decantaba en su mayoría por el monopolio. Les parecía mucho más divertido.

El juego, no sirvió para el propósito que Lizzie tenia en mente, pero años más tarde Charles Darrow vio su atractivo y el gran negocio que se podía sacar de aquel juego de mesa.

¿Cómo se unen ambas historias?

El juego que Lizzie inventó fue pasando de mano en mano y cada cual al que llegaba hacía modificaciones, hasta el punto de llegar a ser un juego totalmente diferente.

En 1924 llegó el juego a casa de Charles por mano de un amigo. Charles quedó fascinado con este juego. Hasta el punto de que antes de devolverlo se hizo una copia para poder jugar con sus amigos.

Pero no solo se hizo una copia, Charles introdujo muchas modificaciones y cambios que hicieron el juego mucho más atractivo. Incluso sus amigos y familiares le pedían que les vendiera una copia. Darrow se encontraba en plena crisis y ante su situación decidió que podría ser una buena idea.

Puso a toda la familia manos a la obra para crear los primeros tableros. Un trabajo totalmente artesanal que englobaba desde el tablero hasta el dinero y las tarjetas.

Monopoly

Parker Brothers

En poco tiempo se llegaron a vender muchas copias de Monopoly, tienda a la que llegaba el juego, tienda en la que se agotaba. Darrow sabía qué tipo de juego tenía entre manos y decidió que era hora de presentarlo ante Parker Brothers, una editorial de juegos de mesa pionera en la época.

Pero pese al éxito que el juego estaba teniendo Parker Brothers no quiso saber nada del juego, por sus complicadas reglas, la larga duración de las partidas y la forma del tablero. ¿Por qué por la forma del tablero? En sus inicios Monopoly era redondo.

Darrow continuó ofreciendo Monopoly por su cuenta, aunque tuvo que dejar de fabricarlo el mismo para mandarlo a una imprenta de Filadelfia haciendo algunas modificaciones para que se pudiera imprimir todo allí. El tablero pasó de ser de hule a ser de cartón y cambió el formato redondo a un formato cuadrado, idea que le dieron los de Parker Brothers y que aprovechó para mejorar su formato.

Al cabo de los años Monopoly era una mega estrella y Parker Brothers estaba en crisis. Fue entonces cuando fueron en busca de Darrow para la gran reunión que haría que la compañía llegara a un acuerdo con Charles.

El resto de la historia es conocida  a nivel mundial. Charles se llevaba una parte de cada Monopoly que se vendía. Y de esta manera se hizo millonario.

Y nació una tradición

Monopoly ha llegado a ser uno de los juegos más vendidos. Conozco a muy poca gente que pueda decir que no ha jugado y menos gente aún que pueda decir que no lo conoce. ¡Y la cosa no se queda ahí! Es tan mundialmente conocido que cualquiera quiere unirse a sus múltiples versiones. De manera que podemos encontrar versiones de todo tipo. Desde el Monopoly de los Simpsons, hasta el Monopoly de la ciudad de Granada.

Desde luego este si es un juego que crea tradición. Totalmente adictivo. ¿Sera por lo que dijo Charles? ¿Todos los hombres somos en mayor o menor medida algo codiciosos? Sea por lo que sea no puedes dejar de probar este juego de mesa.

Y si te da tiempo, después de la larga partida date un paseo por nuestra tienda online y conoce todo lo que te ofrecemos. ¡Diversión sin fin!

Monopoly: la historia del juego de mesa
Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.