fbpx

Polilla tramposa

14,95

Obviamente, este es un juego basado en hacer trampas. Sé más listo que los demás y gana la partida. Sin embargo, deberás ser muy hábil. ¡Descarta, haz trampas, juega malas pasadas a los otros jugadores! Y vigila con el chinche guardián, que te puede pillar.

Hay existencias

Descripción

Polilla tramposa

Polilla tramposa es un juego basado en hacer trampas. Sé más listo que los demás y gana la partida. Sin embargo, deberás ser muy hábil. ¡Descarta, haz trampas, juega malas pasadas a los otros jugadores! Y vigila con la chinche guardián, que te puede pillar.

Componentes de Polilla tramposa

72 cartas:

  • 20 cartas de acción (5 de cada: araña, mosquito, cucaracha, hormiga)
  • 43 cartas de número
  • 8 polillas tramposas
  • 1 chinche guardián

Reglamento

¿Cómo se juega a Polilla tramposa?

El juego de mesa Polilla Tramposa se divide en rondas. Se juegan tantas rondas como jugadores haya. Cada ronda acaba cuando un jugador se queda sin cartas. Cuando una ronda finaliza, los jugadores reciben puntos negativos según el número de cartas que tienen en la mano.

Hay dos formas de jugar:

  • Legalmente: cuando es el turno del jugador, este tira una carta inmediatamente inferior o superior a la anterior. Si no tiene ninguna, roba.
  • Haciendo trampas: puedes hacer desaparecer cartas de la manera que te plazca. Si lo haces, sin embargo, debes seguir una serie de normas: el mazo debe ser siempre visible y solo se puede tirar una carta cada vez. La última carta de un jugador siempre debe jugarse de forma legal.
  • Los tramposos, además, tienen otra limitación. Uno de los otros jugadores tiene la carta del “chinche guardián”. Esa persona en cuestión, no solo no puede hacer trampas, también se encarga de vigilar que los otros no las hagan.

Cuando el jugador con la chinche detecta a un tramposo, debe denunciarlo. Si tiene razón, el tramposo debe reconocerlo, recuperar la carta y recibir una de las cartas de la chinche. Si la chinche se equivoca, roba una carta.

Descartar una carta, además, puede provocar algún efecto en el juego:

  • Normales: grises, no pasa nada.
  • Polilla tramposa: se debe descartar haciendo trampa.
  • Araña: cuando la juegas, das otra carta de tu mano a otro jugador
  • Mosquito: todos los jugadores deben poner la mano corriendo encima, menos el que lo ha jugado. El más lento recibe una carta de la mano de todos los demás jugadores.
  • Cucaracha: todos los jugadores tienen que intentar descartar una carta del mismo valor. Solo el primero en hacerlo la descarta.
  • Hormiga: todos los jugadores roban una carta (menos el que ha tirado la hormiga).

Juego de mesa infantil

La polilla tramposa es un juego de la editorial Devir. Devir, es un grupo editorial brasileño especializado en productos de ocio y entretenimiento. Entre sus productos podemos encontrar muchos juegos de mesa infantiles y familiares. La polilla tramposa es su gran novedad del 2012, este juego ganó el prestigioso Deutscher Spiele preis Best Childdren’s Game.

En este original juego infantil las trampas no solo no están prohibidas, sino que probablemente os veréis obligados a hacerlas. Polilla tramposa es un juego con reglas muy sencillas en el que podrá participar toda la familia, rápido y divertido. El ganador será el jugador que consiga quedarse sin cartas primero.

Componentes

Como veis en las fotos, no es un juego con muchos componentes. ¿Eso es bueno? Pues sí, el tamaño es compacto y transportable, lo que lo hace ideal para llevarlo de vacaciones o a alguna comida fuera para que los pequeños se entretengan.

Las cartas, que son el componente principal, son bastante resistentes lo que es genial ya que la mecánica del juego hace que normalmente acaben por el suelo. Esto hace que a la larga se ensucien y se deterioren, pero en el caso de Polilla tramposa, esto tardará en pasar.

Recomendaciones

En mi opinión es un juego más bien para jugar entre amigos o para que jueguen los pequeños de la casa. Si todos se involucran, es un juego que te asegura risas a montones.

Aunque es un juego basado en hacer trampas, tenemos que tener en cuenta que tiene sus propias reglas. Gran parte de la gracia de Polilla tramposa reside en respetar estas reglas, si no se vuelve un despiporre sin sentido, así que hay que jugar con gente legal.

Lo que más me gusta del juego es hacer trampas delante del chinche guardián y que no me pille. ¡No tiene precio! Pero esto tiene una parte mala, si nos toca un chinche guardián que no se entera de nada el juego se vuelve aburrido, pierde toda la gracia.

También me encanta que sea apto a partir de 7 años, a esta edad los niños ya empiezan a saber divertirse en familia con juegos de mesa. Si lo que quieres es pasar un rato agradable con tus hijos, amigos o amigos con hijos es un juego ideal: amenizará cualquier velada. Integrar a los pequeños de la casa en este tipo de reuniones hará que no les sea tan tostón y a la próxima acudan con más ganas.

Información adicional

Duración de la partida

Edades

Número de jugadores

Tipo juego

, , ,

Estilos

, ,

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Polilla tramposa”

Abrir chat
Hola, ¿en qué te puedo ayudar?
¡Este Polilla tramposa puede ser tuyo solo por !
Si tienes alguna duda, pregúntanos.